'Memories of Murder', otra película del director de 'Parásitos' que nadie debería perderse

Memorias de un asesino
Memorias de un asesino
16 de Febrero, 2020 - 14h07
16 Feb 2020 - 14:07

Una semana después de que el mundo entero conociera al director surcoreano Bong Joon-ho, por el inesperado triunfo de "Parásitos" en la gala 92 de los premios Oscar, el interés por conocer más sobre el cine coreano ha ido en aumento. Mucho más si se escudriña en entre las mismas producciones de quien ganó la estatuilla a "Mejor Director" y a "Mejor Película".

Otro filme de Bong Joon ho, que retrata a la sociedad coreana en una época de transiciónes políticas y económicas es ‘Memories of Murder: Crónica de un asesino en serie’. Una película inspirada en el caso del primer asesino en serie coreano, la cual rompió expectativas internacionales y ganó tres premios en el festival de San Sebastián, incluyendo la Concha de Plata al mejor director. Con una película de apenas tres millones de dólares de presupuesto, Bong Joon-ho logró atraer las miradas hacia el cine coreano.

La película está basada en una serie de asesinatos que ocurrieron en la provincia de Gyeonggi entre los años 1986 y 1991. Estos casos fueron conocidos como los asesinatos en serie de Hwaseong, una pequeña ciudad en la zona rural. Las víctimas de estos asesinatos fueron mujeres de entre 14 y 71 años y ninguno de los crímenes había logrado resolverse hasta el estreno de la película en el 2003, por lo que todo el argumento del filme encamina al espectador a ese sentimiento de impotencia al sumergirse en una investigación policial que saca a la luz la violencia y la opresión cotidiana infligidas al pueblo coreano por la dictadura militar de Chun Doo Hwan.

Los asesinatos se dieron precisamente en una época en la que Corea del Sur atravesaba por una transformación social y política muy extrema, durante las manifestaciones masivas que obligaron a la dictadura de régimen militar imperante desde los 60 a celebrar elecciones libres en 1987, a las que seguirían la modernización del país a partir de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, que anunciaron su llegada a la escena internacional como economía industrial.

Una de las características del director surcoreano es buscar el sentido social en sus thrillers y en "Memories of Murder" hay precisamente una denuncia por la forma negligente de tratar el caso sobre el asesino en serie.

En la película, los dos investigadores que llevan el caso realizan brutales interrogatorios a sospechosos, manipulan pruebas, e incluso llegan a torturar a algunos hasta el punto de que confiesan su culpabilidad.

Esto crea un conflicto en el espectador que, por una parte, observa la naturaleza macabra y brutal de los crímenes y por otra la torpeza de una investigación desesperada que abusa de las personas.

También se observan ofensivas contra manifestantes, arrastrando a una estudiante por el pelo para patearla antes de que se la lleven. Pero las mayores vergüenzas se achacan al mal proceder del gobierno militar en su incapacidad de velar por la seguridad de sus ciudadanos. Incluso cuando se obtiene la información de que se va a producir un asesinato, no hay soldados disponibles para los puestos de control en toda la ciudad, por el uso de efectivos para aplastar una manifestación en una ciudad cercana.

Sin recibir ayuda la policía, el asesino aprovecha para lograr otro crimen. Una causa y efecto buscada con interés por el guion. En fin, la película muestra todo un tejido social coreano donde se cometen las mayores injusticias.

Bong Joon-ho consigue reflejar con este filme el cambio de paradigma social y muestra la figura del asesino como un síntoma del modelo industrial moderno. La ausencia de un propósito, más allá del disfrute inhumano de la violación y el asesinato, se expone como una manifestación extrema de la falta de propósito social y se mezcla con su entorno.

En el filme el asesino siempre se mantuvo en el anonimato y en la escena final se observa al protagonista fijar su mirada a la cámara en un metalenguaje que trata de conectar al actor con el verdadero asesino quien seguramente debió mirar la obra de Joon-ho y que hasta ese entonces nadie conocía. Este final cambió cuando en septiembre del 2019 la sociedad surcoreana se enteró de que las autoridades habían logrado dar con el responsable de los crímenes de las 10 mujeres de Hwaseong.

La Agencia Nacional de Policía anunció en aquella ocasión que después de tres décadas se había encontrado a al primer principal sospechoso de los asesinatos, y que resultó ser un hombre de 56 años que se encontraba preso en la cárcel de Busán, con cadena perpetua por violar y matar a su cuñada en 1994. (E)

¿Ya nos sigues en nuestras redes sociales?

Encuéntranos en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedin y Youtube

'Memories of Murder', otra película del director de 'Parásitos' que nadie debería perderse
Cine
2020-02-16T14:07:02-05:00
El colosal thriller criminal del director de 'Parásitos' está basado en la historia real sobre el primer asesino en serie coreano.
El Universo

Lo más leído